"TODO EMPEZÓ..."
- (Porque todas las historias tienen un comienzo, está historia musical voy a empezar a contarla desde sus verdaderos inicios…)

Todo comenzó hace varios años (2001), cuando mi primo Israel y yo (David) empezamos a meter ruido en el ático de mi casa. Israel llevaba poco tiempo tocando la guitarra y yo de vez en cuando aporreaba la batería de mi padre. Un día se vino a casa a tocar y desde entonces casi todos los sábados durante 2 años nos juntábamos para machacar a los vecinos. En ese momento con 13 y 14 años no puedes saber lo que pasará en el futuro, pero muchas veces hablábamos de montar un grupo algún día, hasta teníamos el nombre, que se le ocurrió a mi primo “Trasbase”.Tiempo después Israel tiene que dejar de tocar para centrarse únicamente en los estudios, por lo que la idea de montar algo juntos se aleja y en un principio definitivamente.

"TRASBASE"
- En septiembre de 2004 empiezo a estudiar en Valladolid y es donde conozco a Pablo, un chaval con el que hice amistad gracias a la música. Él tenía la misma idea que yo, la de hacer un grupo e intentar llegar a algo, por lo que preparamos algún tema e hicimos una grabación que sonaba muy mal pero en su momento nos gustó mucho.

En verano de 2005 mi primo me comenta que a ver si quedamos un día para volver a tocar, yo le dije que estaba montando un grupo con un amigo y que si se quería apuntar, el me dijo que sí y empezamos a mezclar ideas. El 12 de noviembre del mismo año aparece Daniel, un amigo de toda la vida que siempre estaba al tanto de lo que se iba haciendo. Yo sabía que le gustaba mucho la batería así que le comenté que porque no probaba, que aunque no supiera ya aprendería como todos, y así fue…

El grupo quedó formado del todo por fin: David (voz y guitarra), Israel (guitarra), Daniel (batería) y Pablo (bajo).
El 12 de mayo de 2006 nos llegó el momento de hacer la primera aparición en directo, aún sin tener nombre, en Medina de Rioseco, como teloneros del otro grupo local "Afónikos Perdidos". Tras ese primer contacto con las tablas y debido a la buena reacción de tubo la gente, nos pusimos urgentemente a buscar el nombre del grupo y salieron unos cuantos: Depaso, Sin Prisa, Sin Freno, Delado, etc… y al final por votación quedó “Trasbase”.

En septiembre Pablo empieza a tener problemas de tiempo para dedicarle al grupo y decide dejarlo, lo que nos hizo ponernos las pilas para poder seguir adelante, pero poco a poco el motor se fué enfriando y a finales de verano del 2007 yo hablo con Isra y Dani para decirles que lo dejaba, porque llevabamos mucho tiempo estancados, sin salir de lo mismo, yo siempre tube las ideas claras y quería hacer algo más.

"MESTIZO"
- Después de estar casi dos años con "Trasbase", empiezo a motar una nueva historia, con la que poder hacer lo que quería e intentar llegar a algo. Empecé a preparar canciones que tenía en un cajón y a grabarlas con pocos medios en mi casa.

En febrero de 2008 vuelve la comedura de tarro para elegir un nombre que ponerle a esta historia, y me acordé de que más de una vez a Dani, Isra y Pablo les dije que podíamos llamar al grupo "Mestizo", pero a ellos no les gustó, así que no le di más vueltas y lo dejé así. Empiezo a dar publicidad por internet, a través de foros de otros grupos, tanto conocidos como desconocidos, webs musicales y de todo tipo.

Un día aparace Dani por casa y le pongo al día de lo que estaba haciendo, yo siempre he querido tener un grupo, formar parte de una banda, no estar solo. Al final Dani se une al proyecto y empezamos a ensayar.

Con mi primo Israel de nuevo al bajo hacemos el primer concierto el 5 de febrero de 2009, en el concurso Fonorama. Después de este concierto Israel lo deja, dando paso a Juanjo (bajo y voz de "Animal Fantasma") que comparte con nosotros dos conciertos muy especiales, el primero en la Concentración Motera de Medina de Rioseco y el segundo en las fiestas de San Juan, también en nuestro pueblo. Juanjo se marcha por motivos personales y nos echa una mano Nacho (guitarra de "Afónikos Perdidos") de forma provisional para un concierto que ya teníamos previsto en las fiestas de Valverde.

En agosto encontramos a Juankar, a través de internet, con el que conectamos enseguida y nos damos cuenta de que encaja a la perfección con nosotros. Por fin la banda está más compenetrada que nunca y empezamos a disfrutar más todavía de tocar, tenemos muchas más ganas de hacer cosas y una ilusión enorme.

“LA CASA DE TU OMBLIGO”
En 2010 llega lo más esperado por nosotros, la grabación de nuestro primer disco. Después de un buen número de conciertos a las espaldas empezamos a recopilar todas las canciones que teníamos y comenzamos a prepararlas en el local y a hacer maquetas en casa. Elegimos 13 temas, la mayoría de ellas compuestas desde hace varios años, pero que Dani y yo siempre nos imaginamos que formarían parte del primer álbum del grupo, y así fue…

En mayo de ese año nos ponemos en contacto con Armando, dueño de “Armando Records”, un técnico veterano con multitud de grabaciones realizadas dentro y fuera de su estudio, afincado en Valladolid.

La primera toma de contacto fue muy buena y sin buscar nada más allí nos quedamos.
En agosto por fin entramos a grabar, con unos nervios de espanto, pero muy contentos sabiendo que lo que íbamos a hacer era algo importantísimo para nosotros y que marcaría un antes y un después para el grupo.

Tardamos poco en grabarlo, pero por compromisos de Armando y que nosotros no disponíamos de mucho tiempo libre, el tiempo entre la grabación, mezcla y masterización se alargó muchísimo.

El 8 de Abril de 2011 ve la luz!! Fue una sensación increíble sacarlo, poder verlo en las tiendas, y que la gente poco a poco lo fuera escuchando, y fueran llegando esas canciones a más oídos.

Hicimos un buen número de conciertos en esa gira, pero siempre nos quedamos con la espina de que podíamos haber hecho muchos más. El primer disco siempre es el más difícil, y las canciones cada vez estaban llegando a más gente, no solo de España, también por otros países, hasta tenemos un club de fans en México!
Sin duda una primera experiencia genial la que vivimos con nuestra “casa” particular.

“BAILANDO CON LAS HORAS”
Estábamos metidos en los conciertos del primer disco pero en nuestras cabezas ya teníamos rondando el que sería el segundo álbum. Empecé a llevar algún tema al local, a enseñarles a Dani y a Juankar cosillas nuevas que iba haciendo, y les encantaban.

Poco a poco íbamos preparando alguna, hasta que en septiembre de 2012 decidimos cortar la gira y con ella la vida de “La Casa de tu Ombligo”, para centrarnos únicamente en los nuevos temas.

De alguna manera necesitábamos recargar las pilas, buscar esa motivación que te dan las canciones cuando nacen, la frescura.. muchos años con las mismas canciones a cuestas (aunque nos encanten tanto o más que el primer día) pueden llegar a pesar mucho.

Lo más curioso de todo es que iba dándole vueltas a las ideas que tenía en un cajón y me voy dando cuenta de que ninguna tiene que ver con la otra, es entonces cuando nos damos cuenta de que “Bailando…” iba a ser muy variado, y lo que también iba a suponer un trabajo más fuerte por parte de todos, para darle a cada canción su toque, su sonido, su personalidad…

Varios meses currando en el local y haciendo maquetas en casa, terminan volviendo a ponernos en contacto con Armando de nuevo. Nos dice que está haciendo otro estudio, pero que ya buscaría el los sitios donde grabarlo. En ese momento empiezan los traslados de unos estudios a otros, algo que estuvo genial la verdad.

Para las baterías nos fuimos a San Miguel del Arroyo, donde se encuentra “El Círculo Mágico” (estudio de Carlos Soto). Allí estuvimos tres días, y fue super chulo conocer a Carlos (ex- Celtas Cortos) y a su mujer María. Compartimos historias, anécdotas y nos hicieron sentir como en casa, fue un lujazo.

Las tomas de batería empezaron a dar problemas, el programa se volvía loco y estropeaba todos los temas, por suerte el plan B nos salvo la vida, menos mal!

Las guitarras y los bajos los grabaríamos en un primer momento en la casa de Armando, y empezamos allí, pero todos nos dimos cuenta de que iba a ser algo infinito, quizás el exceso de confianza que teníamos antes de empezar creyendo que no nos iba a costar mucho tiempo grabarlo nos jugó una mala pasada.

A Armando se le ocurrió que nos lleváramos parte de su equipo que en ese momento no usaba a casa de Juankar, y nos pareció la idea perfecta, Juankar es técnico de sonido, sabe manejar la máquina y se le da bien, así que para su casa nos fuimos.

Tanto a él como a mi nos cuesta mucho, algún día bueno nos hace ver la luz, pero los demás se nos hace muy cuesta arriba… los nervios, la saturación, el bloquearse, situaciones que no te dejan avanzar, pero no pudo con nosotros!
Con todo ese trabajo hecho nos vamos al estudio de otro “Celta”, Goyo Yeves. Allí nos metemos a terminar la grabación de las voces, guitarras acústicas, arreglos de percusión y colaboraciones como la del propio Goyo (Saxo en “Triste Baile) y Jhon Andoni (Trompetas en “Castillos en el Aire”). Sin duda la parte de la grabación más agradecida de todas, aunque también tuvo sus días oscuros…

Con todo el disco grabado nos damos el capricho de hacer las mezclas y la masterización en Sonido XXI (Esparza de Galar – Navarra). El mayor acierto de nuestra vida. Ya teníamos la idea de ir allí con el primer disco, pero al final preferimos hacerlo todo en Pucela, así que esta vez necesitamos hacer ese viaje, conocer a Javi San Martín, ver como trabaja y ver que hacía con nuestras canciones.

Fue un semana como estar de vacaciones, cada día era un sorpresa, aprovechamos para hacer fotos de promo, compartimos muchas risas con Javi e hizo las labores de productor en mucho de los temas, aconsejándonos, enseñándonos como se deben hacer las cosas, un pasada para nosotros y un sueño cumplido.

El 22 de octubre sale a la venta, y solo esperamos que mucha gente quiera bailar con nosotros.

Slideshow Image 1 Slideshow Image 2 Slideshow Image 3 Slideshow Image 4 Slideshow Image 5